Mucha gente quizás suele imaginarse la región Sur del país como una zona árida, calurosa o de apariencia desértica, pero no es así. Si bien es cierto que algunas de las provincias sureñas carecen de la frondosidad predominante en otros puntos del territorio, cualquiera se sorprendería con el gran verdor que allí se puede divisar.

En el suroeste de República Dominicana, la región Enriquillo, conformada por las provincias Independencia, Baoruco, Barahona y Pedernales, deslumbra por sus diversos encantos: ríos, playas, montañas e incluso asombrosas novedades creadas por el hombre y que ubican al país a la altura de los más desarrollados.

Dos de las citadas provincias (Independencia y Baoruco) comparten un tesoro único: el Lago Enriquillo, que es el más extenso e importante del país, según registros de la Oficina Nacional de Estadística (ONE). Esa imponente gran masa de agua inevitablemente atrae la atención al circundar sus alrededores.

El Atlas de Biodiversidad y Recursos Naturales de República Dominicana define el lago como el principal y mayor cuerpo de aguas lénticas (que no corren ni fluyen) de la región. Ocupa una extensión de 537.24 kilómetros cuadrados (km2), lo que equivale al 1.10 % de la superficie total del país, pero él continúa expandiéndose, cobrando terrenos y hasta la vida de plantas, cuyos restos yacen en sus aguas y afloran a la vista.

Desde que usted toca el suroeste, sus ojos van encontrando con que deleitarse. En Neiba, capital de la provincia Baoruco es casi obligatorio voltear a ver el balneario Las Marías y admirar el verde, fresco y casi oscuro “tunel” que forman los árboles en el trayecto Neiba-Villa Jaragua.

Baoruco está dotada de otros frescos manantiales que parecen piscinas naturales, como Los Cachones del municipio Villa Jaragua, y notables sistemas montañosos, que son el hogar de cientos de especies de flora y fauna.

Recorrido

Si decide visitar otras provincias de la región Enriquillo gozará de un trayecto fascinante. Un recorrido desde Baoruco hacia Barahona y luego hacia Perdernales deleita sus ojos y relaja su mente. Inevitablemente sus sentidos se dejan cautivar por la costa del Mar Caribe, que acompañada de la vegetación, los ríos, el sol o la luna nos regalan un paisaje sin igual.

Tecnología. Comenzar a ver desde lejos y luego toparse con las enormes aspas de los autogeneradores del Parque Eólico Los Cocos, que se extiende desde Juancho, Pedernales, hasta Enriquillo, Barahona, también es impresionante.  

Ese es el primer parque de energía eólica del país y se ubicó en esa zona debido a las favorables corrientes de aire, típicas de la zona, peinada por los generosos vientos alisios, según  explica en su página web la empresa que lo construyó.

Tocar Pedernales es el clímax. Allí también sobran los atractivos naturales. En la playa de Cabo Rojo es fascinante el contraste entre la arena y el azul del mar con el rojo de la mina de bauxita que allí se encuentra. Esta provincia posee importantes zonas protegidas del país, como los parques nacionales Jaragua y Baoruco.

La provincia Independencia también posee diversos atractivos que comparte con las demás. El lago Enriquillo, el sistema montañoso de las sierras de Baoruco y Neiba, lagunas, manantiales y las áreas protegidas del Parque Nacional Isla Cabritos (dentro del lago) y el Parque Nacional Sierra de Neiba, son algunos de ellos.

CONTACTO

GENERAL





CONTACTO

REGIONAL


ENLACESREGIONALES

ENLACESNACIONALES

Región Enriquillo


Tesoro escondido al sur de la República Dominicana